Análisis de cerámica

Análisis de cerámica

Cerámica: ollas, jarros, platos…

Después de la limpieza y marcado de los materiales, los especialistas analizan cada pieza recuperada. Para comenzar el análisis se colocan todos los tepalcates de una bolsa sobre una mesa de laboratorio para poder clasificarlos con base en sus características físicas y morfológicas, tales como forma, pasta y terminado de superficie.

Tepalcates de la temporada 2015

Dichos criterios son utilizados para clasificar cada grupo dentro de alguna de las fases cerámicas preestablecidas. En la siguiente imagen se pueden observar algunos tepalcates ya clasificados, todos ellos son de la Fase Miccaotli, ¿alcanzas a leer las etiquetas?

Clasificación de los tepalcates, la abreviación Micc. quiere decir Miccaotli, y corresponde a una de las fases cerámicas teotihuacanas

Los materiales son entonces guardados en bolsas individuales por cada fase, y el número total de cada grupo es registrado en una base de datos del proyecto. Todos los materiales serán clasificados y subsecuentemente analizados estadísticamente.


¿Qué información se puede obtener de los tepalcates?

Ollas, jarros, cazuelas, vasos, etc., son algunos ejemplos de la increíble variedad de tipos de cerámica encontrados en Teotihuacan. Estos artefactos son reservorios de una impresionante cantidad de información, de tal manera que los arqueólogos pueden extraerla a través de una paciente reconstrucción de los datos. Además de utilizar la cerámica para establecer la cronología relativa, esta es empleada para obtener otro tipo de información, a continuación, se presentan otras aplicaciones

Evolución de la tipología: el cambio de estilos cerámicos entre los materiales recuperados a través del tiempo nos da una idea de cuáles fueron las tendencias en Teotihuacan en cada fase y la tasa de estos cambios. Dicha evolución de los tipos de alfarería que pueden ser registrados según el tipo de diseños, decoraciones, métodos o tipo de materiales usados para fabricar sus cerámicas a través de la historia.

En la siguiente imagen se puede observar la forma en que fueron cambiando las cerámicas en Teotihuacan. Por ejemplo, observa y compara el fragmento más sencillo de cerámica de la Fase Tzacualli con el de la Fase Metepec. El tepalcate de la Fase Metepec que se muestra en la imagen presenta un diseño más elaborado, y fue decorado con estuco pintado.

78_fc_sp
Cerámica proveniente de diferentes fases. Fuente: Elaboración propia, imágenes de tepalcates modificados de Rattray (2000a, b)

Información de contexto: la distribución, frecuencia y el tipo de cerámica en diferentes sitios puede ser de ayuda para reconstruir el tipo de actividades desarrolladas en un sitio específico. Por ejemplo, una alta densidad de cerámica utilitaria tal como vasos, platos, jarras pueden ser un indicador de una cocina antiguas. Por otro lado, conjuntos grandes de piezas cerámicas defectuosas o inconclusas, podrían indicar la presencia de talleres de fabricación de cerámica.

Los entierros también contienen materiales cerámicos. Usualmente, dentro de estos contextos funerarios se han recuperado piezas cerámicas poco usadas y con diseños muy sofisticados, entre ellos algunos incensarios, miniaturas, y jarras Tláloc.

Comercio: es evidente que algunos tepalcates fueron importados de otras regiones fuera del Valle de Teotihuacan. Es posible identificar objetos foráneos mediante el rastreo del origen de las materias primas con los que fueron hechas (arcillas, pinturas, entre otros), así como por las técnicas decorativas y de manufactura distintivas.  por las técnicas decorativas. Dichos datos acerca de la calidad y ubicación de estas cerámicas importadas han proporcionado información de las relaciones que los antiguos teotihuacanos tenían con otros grupos inmigrantes de toda Mesoamérica, así como con asentamientos enclave.

Por ejemplo, los arqueólogos han identificado grandes cantidades de cerámica anaranjada y granular, la cual indica que inmigrantes foráneos vivieron en Teotihuacan. Estas y otras cerámicas importadas fueron importadas desde el Golfo de México, del oeste de México, de Oaxaca y de la región Maya, entre otros, lo cual indica que Teotihuacan fue una ciudad metropolitana constituida por inmigrantes provenientes de diversas regiones de Mesoamérica.


Literatura consultada

Rattray, Evelyn Childs. 2000a. Teotihuacan: Ceramics, Chronology and Cultural Trends. University of Pittsburgh Memoirs in Latin American Archaeology, No. 13.

Rattray, Evelyn Childs. 2000b. Teotihuacan: Ceramics, Chronology and Cultural Trends–Color Illustrations. Latin American Archaeology Database, University of Pittsburgh. <URL: http://www.pitt.edu/~laad/rattray/>

Rattray, E. C. 2001. Teotihuacan: Cerámica, cronología y tendencias culturales /  Ceramics, chronology and cultural trends. Serie Arqueología de Mexico, Instituto Nacional de Antropología e Historia / University of Pittsburg. Mexico, D. F., 617 pp. + Tablas de frecuencias de los grupos cerámicos / Tables of frequencies of ceramic wares.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial